8 trucos para hacer de tu oficina un lugar saludable

Lo más probable es que pases la mayor parte de tu día de trabajo dentro de una oficina. Si bien estar sentado frente a una pantalla de ordenador durante al menos ocho horas al día no es exactamente una alternativa saludable, si podemos convertir nuestra oficina en un lugar más adecuado para la salud y el bienestar.

 

1. Apagar el aire acondicionado y abrir las ventanas



Los entornos de oficina son harto conocidos por provocar alergias y el aire -viciado- del entorno, también desacelera nuestra capacidad intelectual. Así, un estudio reciente de la Universidad de Harvard (EE.UU.) afirmaba que las oficinas con buena ventilación natural y pequeños niveles de contaminantes atmosféricos estaban vinculadas a mejores niveles de rendimiento.

 


2. Trabajar en un mostrador de pie


Probablemente esta opción sea la menos asequible para la mayoría. Si podemos cambiar nuestro escritorio por un mostrador de pie, nos ayudará a movernos más durante todo el día y, lógicamente, a sentarnos menos. Si bien estar de pie todo el día tampoco es aconsejable, podemos utilizar una configuración de escritorio que nos permitirá ajustar el espacio de trabajo según nos convenga.

 


3. Tener siempre un vaso de agua en el escritorio



Beber agua en horas de trabajo no solo mejora nuestra piel, sino también nos previene de dolores de cabeza durante las épocas cálidas y secas del año y también suprime el apetito. Huelga recordar que el agua es esencial para mantener el correcto funcionamiento del hígado y los riñones, ya que elimina las toxinas de nuestro organismo.

 

Estos pequeños cambios en nuestro lugar de trabajo ayudarán a fortalecer nuestra salud durante todo el día.

4. Colocar el escritorio cerca de la ventana



Si tienes la posibilidad, ubica tu escritorio cerca de una ventana, pues diversos estudios realizados en la Universidad de Northwestern (EE.UU.) demuestran que las personas que cuentan con ventanas en su oficina son más activas físicamente y logran dormir mejor, en comparación con aquellos que no las tienen en su lugar de trabajo. Al obtener la mayor cantidad de luz natural posible por estar sentado cerca de una ventana, nos ayudará a mantener los niveles de estrés bajos, así como el ritmo circadiano de trabajo en condiciones adecuadas. Trabajar con luz natural nos llena de energía y motivación para todo el día.

 


5. Utilizar aromaterapia



Colocar velas con aromas naturales o incluso un difusor de aceites esenciales, nos proporcionará un sutil aroma que mejorará nuestro estado de ánimo y mejorará nuestra memoria. Sobre todo, son recomendables los olores cítricos.

 


6. Picar sano entre horas

 

La máquina expendedora puede ser una tentadora opción por la tarde. Sin embargo, lo más adecuado será que omitamos esta tentación rica en calorías y nos llevemos frutas frescas, verduras, frutos secos o yogur al trabajo, para esos momentos en los que necesitamos picar algo entre horas.

 

SEGURO QUE TE INTERESA...

 

7. Salir a caminar durante el descanso



Acostumbrarnos a salir a caminar ya sea en las pausas de trabajo o justo después de salir del trabajo, nos llevará a formar un hábito de vida saludable que incluso podemos contagiar a toda la oficina. Un simple paseo de 5-10 minutos tres veces al día mantendrá nuestro movimiento corporal y nuestro metabolismo en marcha.

 


8. Poner una o varias plantas



Muchos estudios han demostrado que colocar plantas en la oficina aumentan la productividad en un 38%, la creatividad en un 45% y el bienestar general en un 47%. Las plantas también ayudarán a limpiar el aire de la oficina y a disminuir el ruido estático. Deben ser plantas que requieran poca luz como el lirio de la paz o la planta de aloe.

 

Etiquetas: curiosidadessaludtrabajo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS