7 datos sobre la mutilación genital femenina

El día 6 de febrero el mundo entero se pone en pie contra esta flagrante violación de los derechos humanos. Te contamos algunos datos sobre esta espantosa tradición.

 

Tal y como explican desde la Organización Mundial de la Salud, “la mutilación genital femenina (MGF) comprende todos los procedimientos consistentes en la resección parcial o total de los genitales externos femeninos, así como otras lesiones de los órganos genitales femeninos por motivos no médicos”. Pues bien, aunque este procedimiento no aporte ningún beneficio a la salud y sea sumamente peligroso (puede causar hemorragias, quistes, infecciones, infertilidad…), en ciertas partes del mundo se sigue practicando habitualmente.

 

Aquí te dejamos algunos datos que muestran la gravedad del problema.

 

En la mayoría de los casos la ablación se practica en la infancia, en algún momento entre la lactancia y los 15 años.

 

Unos 140 millones de mujeres y niñas sufren en la actualidad las consecuencias de la MGF.

 

Existen cuatro tipos distintos de mutilación genital femenina: infibulación, clitoridectomía, excisión y otros.

 

Se calcula que en África se han sometido a ablación unas 92 millones de niñas de 10 años o más de edad.

 

Las zonas donde más mutilaciones genitales se producen son en África (concretamente en las regiones occidental, oriental y nororiental), en Oriente Medio y en algunas zonas de Asia.

 

Si la tendencia actual continúa, para 2030 aproximadamente 86 millones de niñas en todo el mundo sufrirán algún tipo de mutilación genital.

 

¿Quién lleva a cabo estas ablaciones? Pues en muchos casos los mismos médicos. Un estudio reciente ha puesto de manifiesto que el 18% de las mutilaciones en las niñas y las mujeres fueron practicadas por profesionales de la salud, porcentaje que en algunos países alcanza el 74%.

Etiquetas: mujeressalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS