600 compuestos contra la leishmaniasis, el Chagas y el mal del sueño

La lucha contra algunas enfermedades de gran impacto pero muy desatendidas está de enhorabuena. Un equipo de investigación creado gracias a la colaboración de entes públicos y privados ha identificado unos 600 compuestos químicos con actividad frente a la leishmaniasis, el Chagas y la enfermedad en sueño.

 

El análisis de 1,8 millones de compuestos químicos de la colección de la multinacional farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK) ha permitido dar con 600 moléculas que pueden salvar miles de vidas. Dichos compuestos se han dividido en tres grupos distinguidos químicamente y que tienen capacidad antiparasitaria frente a tres de las enfermedades desatendidas más relevantes de las 17 de la lista definida por la Organización Mundial de la Salud.

 

La mayoría de los compuestos son nuevas entidades químicas con mecanismos de acción potencialmente innovadores que además no habían sido clínicamente investigados previamente con estos parásitos. Como ha confirmado la empresa, todos los resultados estarán disponibles en webs públicas y las familias de compuestos se proporcionarán a los investigadores que lo soliciten con el objetivo de encontrar lo más rápido posible su valor para tratar estas enfermedades.

 

Como explica Julio Martín, director de la Unidad de Cribado farmacológico Antiparasitario de GSK, a la agencia de noticias SINC, “GSK ha decidido poner libremente a disposición de la comunidad científica estas familias de compuestos con potencial terapéutico. Este trabajo refleja los resultados de alto valor que se pueden alcanzar mediante el modelo de innovación abierta que hemos adoptado”.

 

Y es que ese es uno de los puntos fuertes de la investigación: la transferencia del conocimiento obtenido. “Esperamos que este esfuerzo estimule la investigación y que compartir los compuestos identificados y los resultados asociados a su mecanismo de acción contribuya a avanzar en el descubrimiento de medicamentos para estas enfermedades tan prevalentes y que causan tanto sufrimiento en la población más desfavorecida y con menos recursos del planeta” apunta Martín.

 

El trabajo ha sido publicado en la revista Scientific Reports perteneciente al prestigioso grupo Nature y ha sido realizado en el campus de I+D que GSK tiene en Tres Cantos. Para llevar a cabo la investigación han contado con la colaboración de científicos de GSK en Estados Unidos y de las universidades de Nueva York y Dundee (Reino Unido), así como del Instituto López-Neyra del CSIC en Granada.

Etiquetas: enfermedadessalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS