5 deportes paralímpicos poco conocidos

Tuvimos que esperar hasta el fin de la II Guerra Mundial para que el Movimiento Paralímpico empezara a hacerse hueco en una sociedad manchada por los estigmas y la discriminación hacia las personas con discapacidad.

Pero fue con la celebración en 1960 de los primeros Juegos Paralímpicos de Roma, cuando este movimiento comenzó a tener el protagonismo que merecía y a ganarse el respeto de muchos. A día de hoy existen infinidad de deportes que quienes sufren algún tipo de discapacidad (física, intelectual, visual, o parálisis cerebral) pueden practicar, con el fin de mejorar su calidad de vida y de demostrar que son tan capaces como cualquiera de integrarse en el mundo deportivo, superar las metas que se proponen, y ser, sin darse cuenta, un ejemplo de lucha para mucha gente.

 

Sin embargo, no todos estos deportes son tan conocidos por todos, bien por el número de personas que los practican o por la cobertura mediática que se les otorga. Por ello, hemos seleccionado 5 de ellos con el objetivo de darlos a conocer:

 

Boccia

Ya se practicaba en la Grecia Antigua, y los países nórdicos lo adoptarían a personas con discapacidad en los 70. Aunque empezó a ser oficialmente considerado deporte paralímpico de competición en los Juegos Paralímpicos de Nueva York de 1984.

Los participantes tienen afecciones neurológicas o parálisis cerebral y se encuentran en silla de ruedas. Juegan sobre una pista rectangular en la que lanzan sus bolas lo más cerca posible de una pelota blanca llamada Jack.

 

Curling en silla de ruedas

Este deporte triunfó en los Juegos Paralímpicos de Turín, en 2006. Está pensado para atletas, tanto hombres como mujeres, con lesiones en la médula espinal, un impedimento físico en la mitad inferior de su cuerpo, esclerosis múltiple, la amputación de piernas, y parálisis cerebral.

Se practica sobre hielo, con dos equipos de cuatro jugadores. En el terreno de juego hay dos círculos concéntricos de diferentes colores, llamados draw (el de fuera) y tee (el de dentro). Después de haber lanzado 16 piedras de granito, gana quien haya logrado colocar una de las piedras lo más cerca posible del centro o tee

 

Biatlón

Fue declarado como disciplina paralímpica en 1988 en Innsbruck (Austria), y en 1992 su práctica se amplió a atletas con discapacidad visual. El recorrido es de 2 o 2,5 kilómetros, y en total se cubren entre 6 y 15 kilómetros. Durante la competición, los atletas deben disparar con su rifle sobre dos blancos estáticos colocados a una distancia de 10 metros. Cada fallo se penaliza con un aumento en el tiempo total de la ruta.

 

Goalball

Los orígenes de este deporte se remontan a la Segunda Guerra Mundial. Nacido como un ejercicio de rehabilitación para los veteranos y declarado paralímpico en 1976, es exclusivo para quienes tienen discapacidad visual. Cada partido consta de dos partes de 12 minutos de duración y los participantes llevan puestos antifaces durante el mismo.

Dos grupos de tres jugadores se enfrentan en una cancha interior que aparece marcada con líneas táctiles. Se basa en que los miembros del equipo contrario deben introducir el balón en la portería, tras lanzarlo rodando por la pista. Solo está permitido gritar y aplaudir cuando se marca un gol.

 

Dartchery

Se trata de la combinación de tiro con arco con dardos. Está dentro del grupo de disciplinas que han sido deportes de exhibición en alguna edición de los Juegos Paralímpicos, pero que a día de hoy no pertenecen de forma oficial al programa paralímpico.

Etiquetas: culturadeportesalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS