Viaje al corazón de un púlsar

agujero-negro-gigante-p

En 1967, unos astrofísicos británicos detectaron unas extrañas señales de radio procedentes del espacio. Eran de muy corta duración, pero se producían a intervalos sorprendentemente regulares. Tanto era así, que en un primer momento sospecharon que se trataba de una emisión ideada por una civilización extraterrestre. Se trataba, sin embargo, del rastro del primer púlsar conocido, un tipo de estrella de neutrones sumamente densa que gira a gran velocidad.

 

Ahora, la NASA baraja poner en marcha una misión que tendría por objeto estudiar la enigmática composición interna de estos cadáveres estelares que surgen cuando un astro unas ocho veces mayor que nuestro sol llega al final de su vida y explota en forma de supernova.

 

Más información sobre el tema en el artículo El enigma de las estrellas zombies, en el número 378 de Muy Interesante, escrito por Ángela Posada-Swafford.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: NASA

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar