Viaje a la explosión del Cámbrico en las montañas canadienses

petrobrasaurusBurgess Shale ocupa un escenario majestuoso en el Parque Nacional Yoho, a buena altura en las Montañas Rocosas canadienses, en la frontera oriental de la Columbia Británica. El yacimiento principal se ubica a una altitud de casi 2.400 m, en la falda de la cresta que conecta los montes Field y Wapta.
En 1909, el geólogo Charles Doolittle Walcott descubrió esta joya de la paleontología, que destaca por la variedad y el buen estado de conservación de fósiles antiquísimos que datan del Cámbrico medio, hace unos 505 millones de años. En aquel momento, los mares cobijaban una bullente diversidad de formas de vida, algunas de ellas muy extrañas, si se comparan con los organismos actuales. Han podido recuperarse restos casi intactos de cianobacterias, algas clorofitas, rodofitas, esponjas, anélidos, artrópodos y otros tipos de criaturas. Una serie de condiciones especiales ha permitido la conservación de no solo las partes duras de los animales, sino también las blandas, como músculos, branquias y sistema digestivo. Por eso, ofrece a los paleontólogos una oportunidad sin precedentes para estudiar tales detalles y comprender la manera en que estas criaturas vivían e interactuaban.

Información aparecida en el reportaje La evolución en 10 destinos turísticos, escrito por Mario García Bartual. Puedes leerlo entero en el número 175 de Muy Interesante.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: fósiles

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar