Una orgía de ranas

El récord de apareamiento poliándrico –de una hembra con varios machos– en vertebrados lo ostenta la rana africana Chiromantis xerampelina. Emparejada a un macho que se aferra a ella, la hembra comienza a poner los huevos en un árbol. Hasta doce nuevos compañeros se unen a la pareja, para depositar su esperma sin peleas.

Todos agitan las patas traseras para batir los fluidos de la hembra hasta el punto de nieve; así se construyen los nidos de espuma típicos de esta especie. La hembra se permite incluso el lujo de salir un rato a rehidratarse y volver a la orgía. Cuantos más participan, más huevos quedan fecundados y más renacuajos sobreviven.  “No nos engañemos...”, podría pensar esa hembra. “Estos individuos que inseminan mis huevos se irán después a repetir la jugada con otra tipa. A lo mejor ni siquiera se esfuerzan y están guardando esperma. Incluido este descarado que tengo subido a la chepa en posición privilegiada. ¿Tendrá buenos genes? Si queremos una fecundación decente, necesitamos que vengan más”. 

 

Más información sobre la poliandra humana y animal en el reportaje Una para todos y todos para una, escrito por Ernesto Carmena. Puedes leerlo en el número 382 de Muy Interesante.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: ciencianaturalezasexo

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar