Una montaña rusa de muerte

montana-rusaEl escritor norteamericano David Foster Wallace llamaba "experiencias cercanas a la muerte" a todas esas atracciones que ponen a prueba nuestra resistencia al vértigo y al mareo. ¿Y por qué no dar un paso más allá?, pensó Julijonas Urbonas, un joven artista lituano que ha eliminado el término cercanas de la expresión. Su Euthanasia Coaster propone decir adiós al mundo "con placer y elegancia".
Si se construyera esta singular montaña rusa eutanásica -Urbonas ha realizado una maqueta y detallados planos- y se autorizara su apertura, el último viaje consistiría en una lenta ascensión de dos minutos por una pendiente de medio kilómetro, seguido por otro minuto mortal de necesidad: tras la caída, el vagón describiría siete loops a casi 350 km/h. Entonces, el suicida estaría sometido a una fuerza de gravedad de unos 10 G, insoportable para el ser humano, ya que la sangre no llega al cerebro.

 

Más información sobre el tema en el artículo Atracción fatal, en el número 375 de Muy Interesante, escrito por Pablo Colado.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Y además?

 


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.