Una arca antitsunamis

Chris Robinson está convencido de que la peculiar arca que alza con paciencia en el jardín de su casa puede mantener a salvo de un tsunami a una familia de tamaño medio. Y eso que este diseñador de Palo Alto, en California, nunca se ha dedicado de manera profesional a la construcción naval.


Robinson inició el diseño de su Tsunamiball en 2012, tras estudiar cómo se podría sobrevivir a un suceso tan brutal como el maremoto que unos meses antes había arrasado la central nuclear de Fukushima, en Japón. Desde entonces, trabaja en una estructura impermeable, de unos siete metros de largo y formas redondeadas, hecha con madera contrachapada de caoba y recubierta de una combinación de polímeros que le proporcionan a este superbote salvavidas una gran fortaleza.

 

Además, cuenta con un doble casco que, según explica Robinson, protegería el interior del impacto de los restos arrastrados por la crecida del agua, probablemente la mayor amenaza en caso de declararse un tsunami.

 

Aunque prevé culminar su Tsunamiball a finales de este año, Robinson admite que hay ciertos aspectos, como los relacionados con las baterías, que aún debe solventar. En todo caso, ya planea hacer una primera prueba en una gran piscina u otro entorno controlado.

 

Información aparecida en la sección de Prisma, con toda la actualidad científica, coordinada por Abraham Alonso. Puedes leerla el número 396 de Muy Interesante.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

 


Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar