Un Walking Dead para mariquitas

La mariquita, ese encantador coleóptero que puebla nuestros jardines, puede transformarse en un zombi sin voluntad que protege las larvas de la avispa Dinocampus coccinellae y luego se convierte en su alimento.

 

Un estudio liderado por la bióloga Nolwenn Dheilly, de la Universidad de Stony Brook, en Nueva York, describe el proceso: la avispa pone sus huevos dentro de la mariquita; a los 20 días, una cría sale de su casera y se envuelve en un capullo que su víctima cuida quedándose quieta sobre él.

 

¿Por qué? La avispa, además de depositar sus huevos, inocula a la mariquita el virus DcPV, que ataca su sistema nervioso y le causa parálisis. Para acabar, las larvas se comen al bicho por dentro.

 

Información aparecida en la sección de Prisma, con toda la actualidad científica, en el número 407 de Muy Interesante.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

 

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: animales

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar