Tres delitos que (posiblemente) ocurrirán en 2020

El ciberdelito no descansa, y la cosa va a más. Descubre cómo pueden complicarte la vida los tecnocacos cuando se generalice el internet de las cosas y todo esté constantemente online.

También te puede interesar: Siglo XXI: el siglo de la inteligencia colectiva

La conexión permanente de nuestros dispositivos y otros objetos a internet nos facilita la vida, pero también nos volverá más vulnerables: cuentas de crédito, coches, casas o ciudades enteras serán, probablemente, víctimas de la próxima hornada de cibercriminales. De acuerdo con Marc Goodman, autor del libro Delitos del futuro, y otros expertos consultados por MUY, estos escenarios delictivos podrían generalizarse muy pronto.

1. Cuidado con tu coche.

En el futuro, todos los automóviles estarán conectados al internet de las cosas. Si antes eran objetos puramente mecánicos, los modelos de última generación tienen entre setenta y cien ordenadores, así que considéralos computadoras sobre ruedas, con sistemas y cajas negras que lo registran todo. Sus sensores, por ejemplo, “chivan” a las empresas de alquiler la velocidad a la que conducen los clientes, si se abrochan los cinturones, qué lugares visitan y hasta el uso de intermitentes.

Esta tecnificación les viene muy bien a los piratas. Marc Goodman cita el caso del empleado de un concesionario de Texas que fue despedido y, como venganza, apagó un centenar de coches de forma remota después de manipular el sistema de control de sus cajas negras. Los ladrones ya no tendrán que forzar las puertas y hacer un puente: les bastará un portátil y un programador de llaves electrónicas.

 

2. Cuidado con tu casa.

La posibilidad de encender la calefacción de tu casa con el móvil, atenuar las luces o cerrar las puertas suena muy prometedora, a raíz de los avances en domótica y aplicaciones ya disponibles como HomeKit, para dispositivos de Apple. Y dentro de poco, tu lavadora, frigorífico, cubo de basura, tostadora o bombillas se unirán a la conexión online permanente.

Pues bien, un estudio realizado por la compañía Hewlett-Packard mostró en 2015 que el 70 % de estos electrodomésticos son vulnerables. Los delincuentes podrían incluso manipular los juguetes de tus hijos que están conectados a internet y que disponen de cámara para vigilarlos en sus cunas. O asaltar una cafetera o un enchufe también online para lanzar desde ellos ataques a otros dispositivos más seguros, como tu portátil. Ya en 2013, las autoridades rusas detectaron teteras eléctricas y planchadoras fabricadas en China que tenían tarjetas wifi en miniatura capaces de contaminar con virus cualquier red abierta a doscientos metros a la redonda.

 

3. Cuidado con los edificios inteligentes.

Nos lo han contado y lo hemos imaginado cientos de veces: se están levantando rascacielos repletos de sensores y alarmas que ahorran energía, agua, electricidad y gas; capaces de contar el número de personas que entran y salen cada día; o que oscurecen y aclaran sus ventanas según la luz del día. Ya hay ascensores sin botones que leen directamente la información de tu tarjeta para llevarte a la planta donde trabajas. Pero estos sistemas pueden caer en malas manos. Goodman cita el caso de los alumnos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que se propusieron hackear a distancia el Green Building, un edificio de ventiúna plantas de la universidad: apagaron y encendieron las luces de diversas plantas... para jugar al Tetris

 

Más información sobre este tema en el reportaje Delitos del futuro, escrito por Luis Miguel Ariza. Puedes leerlo en el número 421 de Muy Interesante.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: futurointernettecnologíawi-fi

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar