Traducciones traicioneras

hablandoEn países como China, algunas marcas occidentales suenan chocantes. Por eso, las empresas tienen que cuidar muy bien cómo se venden. El problema de muchas compañías occidentales cuando se introducen en China, cuyo idioma es tan diferente, es encontrar nombres que resulten sugestivos al traducirlos y, sobre todo, que no tengan significados embarazosos. Hace unos meses, The New York Times publicó un artículo sobre este tema. En él se mencionaban las marcas que han encajado casi sin modificar su fonética en el mercado chino; entre otras, se citaba a Reebok, allí llamada Rui Bu, que quiere decir pasos rápidos. En este caso, viene al pelo.

 

Pero hay ejemplos menos afortunados. Por ejemplo, la pronunciación de Peugeot en chino es parecido a prostituta, mientras que los productos de limpieza Mister Muscle tuvieron que ser rebautizados porque el original sonaba como Don Carne de Pollo.

 

Más artículos sobre el lenguaje español en la sección De palabras, de Jesús Marchamalo, en el número 369 de Muy IInteresante de Febrero de 2012.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store.
Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: lenguaje

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar