¿Tiene la enfermedad del sueño los días contados?

El español Pere Simarro dirige en la OMS el programa de lucha y vigilancia contra la tripanosomiasis humana africana, más conocida como la enfermedad del sueño, que últimamente ha sufrido derrotas espectaculares. Desencadenada por protozoos parásitos del género Trypanosoma, que llega a los humanos a través de la picadura de la famosa mosca Tse-Tsé, afecta ya solo a menos de 7.000 personas cada año. Sin tratamiento adecuado, el pronóstico es de tres años de vida en su forma común –la gambiense– y de seis meses en la manifestación aguda –rhodesiense–. La mayoría de las infestaciones se producen en el África subsahariana, y el hombre es el principal reservorio de la tripanosomiasis gambiense, que representa el 98 % de los casos declarados.

 

La modalidad rhodesiense se registra sobre todo en África Oriental, y solo se transmite a nuestra especie si un individuo entra accidentalmente en el ciclo animal del parásito. Aparte de fiebre intermitente, cefaleas, dolores o anemia, los pacientes desarrollan síntomas neuropsiquátricos, como trastornos del sueño: a menudo, se quedan dormidos involuntariamente en cualquier sitio.

 

El año 2011 marcó el principio del fin de la tripanosomiasis humana africana: gracias a la campaña de sensibilización que lanzó la OMS, se formó una gran coalición de socios público-privados y cooperaciones bilaterales que aseguró la disponibilidad de medicamentos y reforzó los programas de atención en los países endémicos. Como consecuencia, el número de casos declarados pasó de 300.000 anuales a principios del siglo XXI a los ya citados 7.000 que se registran hoy.

 

La meta de la OMS es tacharla definitivamente de su lista de preocupaciones en 2020. Según el doctor Simarro, una de las medidas más urgentes consiste en reforzar el sistema de salud en las áreas rurales de África más castigadas.

 

El éxito depende sobre todo de dos factores: primero, que las autoridades nacionales se apropien de estos objetivos y actúen para formar y sensibilizar a la población; y segundo, recabar más apoyo financiero para obtener herramientas de diagnóstico y tratamiento más fáciles de aplicar que las de hoy en día. El equipo del doctor Simarro se enfrenta actualmente a estos retos.

 

Más información sobre otras enfermedades desatendidas en el reportaje Caídos en el olvido, en el número 402 de Muy Interesante, escrito por Esther Paniagua.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

 

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

 

Etiquetas: salud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar