Tecnología de la navegación: del astrolabio al GPS

galileoLos marinos llevan siglos utilizando distintos dispositivos para poder orientarse en el océano cuando pierden de vista las costas. Algunos de los más antiguos eran asombrosamente sofisticados. Es el caso de la denominada máquina de Anticitera, un ingenio compuesto por una compleja serie de discos y engranajes con el que era posible calcular la posición del Sol, la Luna y varios planetas.

 

Cientos de años después, los vikingos usaban piedras solares, unos prismas que aprovechaban la polarización de la luz, para mostrar la posición del astro rey en días encapotados o cuando se hallaban rodeados por la niebla. Con el tiempo, las brújulas y los sextantes con los que se determinaban la posición del norte y la latitud dejaron paso a instrumentos más avanzados, desde relojes de precisión hasta sistemas de orientación especialmente ideados para surcar el mar de noche. Así hasta el navegador por satélite, que puede mostrar en una pantalla digital hasta el tráfico naval.

Disfruta de una singladura histórica por los instrumentos de navegación con el artículo Del astrolabio al GPS, en el número 371 de Muy Interesante, escrito por Luis Otero.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: historiavikingos

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar