¿Te duele? Pues que te hipnoticen

Más allá de las leyendas urbanas y los espectáculos circenses, la hipnoterapia es una herramienta que permite doblegar las barreras del pensamiento voluntario con fines psicológicos y médicos.

 

No hay nada de mágico y esotérico. Tampoco basta con que alguien chasquee los dedos para que nos convirtamos en marionetas capaces de realizar actos en contra de nuestra voluntad. Lejos de esas falsas ideas difundidas a través del cine, la literatura y la televisión, científicos y profesionales de la salud estudian la hipnosis como un estado mental que facilita la tarea de sugestionar a algunas personas y ayudarlas a alcanzar objetivos concretos o de influir en procesos difíciles de controlar voluntariamente.

 

Un claro ejemplo de esto es la percepción del dolor. A finales del siglo XX, expertos de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. demostraron que resultaba eficaz para aliviarlo en enfermos de cáncer. Luego, los estudios corroboraron que también reduce las molestias relacionadas con quemaduras y la artritis reumatoide, por ejemplo. Pero se ignoraba por qué sucedía.

 

Hace una década, un equipo de investigadores de la Universidad de Iowa recurrió a la resonancia magnética funcional para explorar en directo el cerebro de personas hipnotizadas. Así descubrieron que el principal cambio aparecía en las zonas superiores; concretamente, en la corteza sensorial primaria, que veía mermada su actividad.

 

Por su parte, la corteza cingulada anterior y el ganglio basal, regiones que hacen de intermediarias entre el dolor y la sensación del dolor, estaban muy activas, probablemente dedicadas a impedir que la señal de suplicio llegase al resto del cerebro. El efecto analgésico era evidente.

 

 

Más información sobre este tema en el reportaje Ponte en modo off, escrito por Elena Sanz. Puedes leerlo en el número 405 de Muy Interesante

.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

 


Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: psicologíasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar