¿Se acabaron los genios?

La ciencia actual ha realizado proezas asombrosas: podemos observar el átomo en directo o averiguar la historia del universo milisegundos después de su nacimiento. Pero en opinión de Keith Simonton, profesor de psicología de la Universidad de California en Davis, los días en que un experto dejaba boquiabierto a sus pares con una serie de hallazgos sorprendentes, capaces de cambiar los pilares del conocimiento, probablemente ya no volverán. Insiste en la diferencia: eso no significa que no puedan surgir inteligencias tan brillantes como las de sus predecesores. Lo que ocurre, explica Simonton, “es que van a pasar desapercibidas” en el gran puzle del saber moderno.
Este profesor menciona el caso de Stephen Wolfram: a los dieciséis años escribió su primer artículo de física en una revista especializada, a los veinte se doctoró en el Instituto Tecnológico de California y a los veintiuno recibió la beca Genio de la Fundación MacArthur, reservada a mentes prodigiosas. Además, Wolfram escribió en 2002 A New Kind of Science, que se basaba en programas y principios computacionales capaces de crear un nuevo paradigma. Él pensaba que sus tesis marcarían un antes y un después en la historia de la ciencia. Y efectivamente, el libro obtuvo elogiosas críticas en los medios, pero fue una estrella fugaz. No había nacido un genio.

Más información sobre el tema  en el reportaje ¿Se acabaron los genios?, en el número 387 de MUY INTERESANTE, escrito por  Luis Miguel Ariza.
Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.
Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: cienciapsicología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar