¡Que vienen los vikingos!

Al aproximarse el fin del primer milenio, uno de los demonios sueltos por el mundo cristiano era la amenaza vikinga, hasta el punto de que en el conjunto de letanías se incluyó una nueva: “Del furor de los normandos, líbranos Señor”.

 

El miedo duró tres siglos, y parecía que nunca iba a terminar.  La literatura, el cine y los comics han elaborado una visión simpática de los vikingos, pintándolos como gente noble y audaz.

 

Todo lo contrario, en realidad fueron como los vieron y sufrieron sus víctimas de hace mil años: un hatajo de piratas y asesinos despiadados que hacían gala de una codicia ciega y una crueldad brutal.

 

Tras los siglos, y ya cristianizados, comenzarían a asentarse en diferentes partes de Europa, y entonces ya empezaron a ser más conocidos como normandos.

 

Más información sobre el tema en el artículo ¡Qué vienen los vikingos!, escrito por Alberto Porlan. Aparece en el último monográfico de Muy Historia, dedicado al mundo en el año 1000.

 

Etiquetas: historiavikingos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar