¿Qué pasa cuando en una serie “salta el tiburón”?

Si no las ves, te quedarás sin tema de conversación. Se han convertido en un género artístico por derecho propio que seduce por igual a críticos y espectadores. Te enganchan, pero ¿conoces sus secretos de cocina, desde que surge la idea hasta que se emite?

 

Por ejemplo, ¿sabías que el peligro definitivo para la continuidad de una serie es el momento en que se salta el tiburón? Esta expresión tiene su origen en la producción americana Happy Days y se refiere a cuando se comienzan a meter en los argumentos situaciones absurdas o fuera de contexto, bien para recuperar audiencia, o bien porque los guionistas empiezan a perder el norte.

 

En aquella comedia familiar, el protagonista hizo exactamente eso: saltar sobre un escualo mientras hacía esquí acuático. Otros casos famosos fueron el de Roseanne, cuando la familia de clase baja que la protagonizaba se hizo millonaria tras ganar la lotería; o el de la última temporada de Perdidos, donde la trama –ya complicada de por sí– comenzó a introducir viajes en el tiempo o líneas argumentales paralelas.

 

Quizá por ello, los responsables de algunas de las producciones más prestigiosas tienen ya claro el final desde que se emite el episodio piloto, o saben cuándo hay que poner el punto final antes de que comience la cuesta abajo.

 

 

Más información sobre el auge de las series en el reportaje Así se fabrica un éxito, escrito por Vicente Fernández de Bobadilla. Puedes leerlo en el número 404 de Muy Interesante.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

 


Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: curiosidades

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar