Ninjas: los maestros del camuflaje

Podemos considerar a los shinobi o ninjas como una especie de reverso oscuro de los samuráis. Aunque de origen más antiguo, prosperaron en Japón entre los siglos XV y XVII practicando el asesinato, el espionaje y el sabotaje por encargo. Los ninjas destacaban en las técnicas de camuflaje y vivían en lugares apartados donde podían entrenarse en un arte marcial conocido como ninjutsu. Su código era completamente distinto al de los samuráis: si estos valoraban el honor y la lealtad por encima de todo, los ninjas eran más prácticos y solo tenían un objetivo: cumplir su misión de la manera que fuese.

Para ello, aprendían a moverse discretamente –apoyándose en las paredes, por ejemplo–, a imitar los ruidos de los animales y a ocultarse de la luz lunar usando sombras de árboles. Al andar movían los pies lateralmente; al correr se apoyaban en las puntas de los pies.  Endurecían las uñas de tres dedos de cada pie y mano arañando troncos una hora al día, tres veces por semana.

Todas las técnicas de entrenamiento de otros cuatro guerreros míticos –gladiadores, vikingos, caballeros medievales y samuráis– en el especial de diez páginas que puedes disfrutar en el número 388 de Muy Interesante.
Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.
Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: historia

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar