Nace un oasis de vida salvaje en Inglaterra

 

tierra-respira

La isla de Wallasea, situada en la orilla norte del estuario del Támesis, en el condado de Essex (Reino Unido), se convertirá en el parque natural construido por el hombre más grande de Europa. Un total de 670 hectáreas se transformarán en un oasis con el objetivo de atraer a decenas de miles de aves migratorias, peces y mamíferos marinos para recuperar la biodiversidad perdida. El lugar contará con 13 kilómetros de senderos y pistas para ciclistas. Los actuales campos de cultivo de cereales dejarán paso al paisaje original de Wallasea, formado por marismas, canales, meandros y lagunas.

 

Parte de la isla, actualmente situada bajo el nivel de las aguas y protegida del mar del Norte por una barrera, se rellenará con 4,5 millones de toneladas de arena y tierra procedentes de la construcción del túnel ferroviario de 21 km de longitud que en su día enlazará el este y el oeste de Londres. La compañía de trenes Crossrail colabora en el proyecto con la sociedad ornitológica Royal Society for the Protection of Birds (RSPB).

 

Otras Buenas noticias, sección coordinada por Luis Otero, en el número 379 de Muy Interesante.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: avesbiodiversidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar