Mujeres científicas: una carrera de obstáculos

ciencia

En marzo de este año, la revista Nature dedicaba su portada y un reportaje especial a responder a la siguiente pregunta: ¿Por qué la ciencia sigue siendo institucionalmente sexista? En su editorial, titulado Ciencia para todos, denuncia “hasta qué punto tan desalentador existe aún sexismo en la ciencia”. El acceso a puestos universitarios, a altos cargos y a posiciones de prestigio en centros y empresas, así como a recursos financieros –de fondos públicos y privados– es uno de los principales escollos. En EE. UU., a pesar de que alrededor de la mitad de las mujeres realizan un doctorado, solo un 21 % –el 5 % en el caso de las ingenierías– obtienen plaza fija, según datos de la Fundación Nacional de la Ciencia de Estados Unidos (NSF) citados por Nature.En el caso de España, una comparativa publicada en la revista bimensual Arbor –con datos de 2005 a 2010– muestra “una verdadera anomalía” en la evolución del acceso de los varones a cargos de mayor relevancia. Según este análisis, realizado por la Comisión de Mujeres y Ciencia (CMYC) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), los hombres se distribuyen con más frecuencia entre las categorías superiores: investigador científico y profesor de investigación. Esto indica una “subida acelerada” que no ocurre con las mujeres. Entre ellas, de hecho, la evolución es decreciente: a medida que ascendemos de escalafón, disminuye su presencia.

Más información sobre el tema en el reportaje Una carrera de obstáculos, en el número 389 de MUY INTERESANTE, escrito por Esther Paniagua.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.
Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: ciencia

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar