Meteorología de récord: los cambios de tiempo más locos

A veces, la oscilación de la temperatura en un periodo corto de tiempo supera todas las previsiones. En solo veinticuatro horas, del 23 al 24 de enero de 1943, el mercurio bajó de golpe más de cincuenta grados –de 6,7 ºC a -49 ºC– en la localidad estadounidense de Browning (Montana). Curiosamente, un día antes, el 22 de enero, tuvo lugar una subida de veintisiete grados –desde -20 ºC hasta 7 ºC– en apenas dos minutos en Spearfish, en el vecino estado de Dakota del Sur.

 

Un caso contrario –calor persistente y estable– se dio desde el 31 de octubre de 1923 al 7 de abril de 1924 en Marble Bar, en el oeste de Australia: ¡160 días seguidos con temperaturas máximas por encima de 38 ºC!

 

Pero eso no es todo. Las precipitaciones se miden en milímetros caídos por unidad de superficie. El mayor chaparrón de la historia se midió en Unionville, Maryland, Estados Unidos, precisamente el 4 de julio de 1956, cuando se registraron 31,2 mm de agua por metro cuadrado en un solo minuto. Sin embargo la cosa no llegó a más y el récord de lluvia acumulada en un solo día está en los 1.825 mm caídos entre el 7 y el 8 de enero de 1966 en Foc-Foc, en la isla de la Reunión, cuando el ciclón Denise asoló toda la zona.

 

 

Otras curiosidades meteorológicas en el artículo ¡Va de récords!, escrito por José Miguel Viñas. Puedes leerlo en el número 393 de Muy Interesante.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.
Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: ciencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar