Maximino el Tracio: un emperador con fama de bestia
GaleríaLeptis Magna
Para ver  todas las fotos haz click aquí

Cayo Julio Vero Maximino, conocido como Maximino el Tracio (173-238), fue el primero de los llamados emperadores-soldado. Según el historiador Herodiano, nació en una aldea tracia, hijo de padre godo y madre alana. De ahí le venía su sintonía con los extranjeros. Cuentan las crónicas que padecía gigantismo, tenía una fuerza descomunal y usaba el brazalete de su esposa, Cecilia Paulina, como anillo.

 

Se hizo con la púrpura tras el asesinato de Alejandro Severo, en el que quizá tomó parte. Su popularidad entre la tropa era enorme y gracias a ella llegó al poder, sin necesidad de un decreto senatorial. Dice Herodiano que tenía el carácter de una bestia salvaje y que era un hombre cruel y sin escrúpulos. Supuestamente, las madres rezaban en los templos con sus niños para que Maximino, que pasó su reinado guerreando en tierras bárbaras, nunca pisara la ciudad eterna. Durante el asedio de Aquilea, sus soldados se amotinaron, le decapitaron junto a su hijo y mandaron las cabezas de ambos a Roma como trofeo.

 

Más información sobre las campañas bélicas de los emperadores contra los bárbaros del Norte en el artículo Germania, el Vietnam de los romanos, en el número 389 de Muy Interesante, escrito por Roberto Piorno.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.
Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.


GaleríaLeptis Magna
Para ver  todas las fotos haz click aquí

SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.