Los peligros de la cocaína

Pese a que su consumo ha caído levemente, más del 50 % de los españoles entre 14 y 18 años ha tomado alguna droga ilegal según los últimos estudios. Una de las más extendidas, tras el cannabis, es el clorhidrato de cocaína –coca, farlopa, perica, blanca…–, que se obtiene de la hoja de coca, Erythroxylum coca, planta cultivada en Colombia, Bolivia y Perú. El polvo blanco resultante se vende, mezclado con lactosa, maicena y otras sustancias, en bolsitas o papelinas. El 7% de jóvenes la han probado, y un 3% la consumen regular u ocasionalmente.
La coca actúa directamente sobre el centro de placer del cerebro y produce sensación de bienestar, euforia y energía. Aumenta el deseo y el rendimiento sexual si se toma ocasionalmente. También reduce el hambre, el sueño y la fatiga, y actúa como anestésico local. Pero la lista de riesgos para la salud es larga: produce hemorragias nasales, problemas respiratorios, alteración del sueño, irritabilidad, agresividad y problemas cardiovasculares, incluidos infartos. Además, crea una fuerte dependencia psíquica. Desde 2005, es la droga que genera más demandas de tratamiento: el 44 % del total.

Más información sobre otras drogas en el reportaje Qué se meten nuestros jóvenes, en el número 385 de Muy Interesante, escrito por Luis Otero.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: cerebrococaínadrogas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar