Los escandalosos adulterios de una mujer de provincia

Los editores de la Revue de París empezaron a publicar Madame Bovary por entregas en 1856, y un año después apareció en formato de libro. Preocupados por la osadía de la novela, cuya protagonista, una mujer de una ciudad provinciana que, aburrida de su vida y su matrimonio, cae en el adulterio, la desesperación y, finalmente, el suicidio, quisieron eliminar varios pasajes, pero Flaubert se negó y se publicó íntegra. En enero de 1857, fue llamado a declarar por supuestas ofensas a la moral y la religión contenidas en el texto. El acusador era Ernest Pinard, el mismo que luego denunciara Las flores del mal, de Baudelaire. En el juicio, Pinard propuso que Madame Bovary se titulara Historia de los adulterios de una mujer de provincia. Flaubert fue absuelto y el escándalo contribuyó al éxito de la novela, que vendió 6.000 ejemplares y fue reeditada ese mismo año.

Otros ejemplos sonados en el reportaje libros de éscandalo, escrito por Francisco Jódar. Puedes leerlo en el número 386 de Muy Interesante.

Etiquetas: curiosidadeshistorialibros

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar