Los bosques, auténticos imanes de lluvia

¿Podrían influir las grandes masas forestales en el modo en que se originan las precipitaciones? Eso es lo que sostienen unos investigadores del Instituto de Física Nuclear de San Petersburgo, en Rusia, cuya polémica hipótesis se conoce como bomba biótica. En opinión de estos expertos, los actuales modelos climáticos no tienen en cuenta las tasas de evaporación de las regiones boscosas, que pueden ser más elevadas que las de los océanos, y atraen grandes cantidades de aire húmedo de la costa. Este fenómeno favorecería las lluvias en el interior de los continentes. De otro modo, señalan, nos encontraríamos que estos estarían formados sobre todo por grandes desiertos rodeados de una gran densidad de árboles en las zonas cercanas al mar. Esto es, no sería la lluvia la que garantizaría el crecimiento de los bosques, sino que estos “generarían” los vientos que a su vez atraerían las precipitaciones. Aunque la mayor parte de la comunidad científica no apoya sus conclusiones, estos científicos señalan que su planteamiento explica, por ejemplo, por qué la sequía se extiende por las áreas deforestadas. 

Más información sobre el tema en el reportaje Un imán para la lluvia, en el número 387 de Muy Interesante, escrito por Joana Branco.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.
Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: bosquesciencianaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar