La vida alienígena podría florecer en lugares imposibles

El trabajo de los astrobiólogos incluye estirar las leyes de la naturaleza para comprobar si en un lugar hay al menos un resquicio que permita la existencia de vida, aunque sea en condiciones diferentes a las que encontramos en la Tierra.

 

En este sentido, un equipo de investigadores de la Universidad Técnica de Berlín asegura en la revista de divulgación Life que la vida puede florecer incluso en el dióxido de carbono, si bien no en los estados convencionales –sólido, líquido o gaseoso–, sino en otro llamado supercrítico.

 

En este confluyen las propiedades de los líquidos y de los gases. El CO2 supercrítico se usa, por ejemplo, para descafeinar el café.

 

Una de las cuestiones fundamentales para que prospere la vida en un planeta es que albergue una sustancia solvente donde las reacciones químicas se den con suficiente rapidez y estabilidad.

 

Para los compuestos orgánicos, el mejor disolvente conocido es el agua, pero en las condiciones extremas en las que se da el dióxido de carbono supercrítico –31º C y 73 veces la presión atmosférica ordinaria–, las enzimas son más estables en él que en agua y, además, también son más específicas a la hora de unirse a las moléculas, con menos errores e innecesarias reacciones colaterales.  Aunque no deja de ser una hipótesis, los astrobiólogos ya se han fijado en Venus o Gliese 876 d, mundos de altas presiones y atmósferas de CO2.

 

Información aparecida en la sección de Prisma, con toda la actualidad científica, en el número 404 de Muy Interesante.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

 

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: astronomíacienciacuriosidades

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar