Las tortugas desarrollaron el caparazón para excavar mejor

La función primigenia de la coraza, en contra de lo que se pensaba, no era la de escudo protector.

También te puede interesar: Las tortugas tienen más relación con aves y dinosaurios que con reptiles

Se trata de una creencia generalizada, y no exenta de lógica, que la evolución determinó la aparición de los caparazones en las tortugas como escudo de protección frente a sus depredadores.

 

Y, una vez más, la lógica parece haber dado en hueso –nunca mejor dicho–, ya que, según un estudio publicado en la revista Current Biology por un grupo internacional de paleontólogos, las costillas de estos quelonios, en sus orígenes, empezaron a cambiar, a ensancharse, para excavar con más facilidad el subsuelo.

 

“Al igual que las aves no desarrollaron inicialmente las plumas para volar, los primeros caparazones de las tortugas primitivas no eran para protegerse, sino para excavar bajo tierra y así escapar de las duras condiciones ambientales de Sudáfrica, que era donde vivían”, explica el doctor Tyler Lyson, del Museo de la Naturaleza y las Ciencias de Denver, en Estados Unidos, y uno de los autores del estudio.

 

Pero la evolución tenía un precio, ya que, aunque les permitió sobrevivir, el desarrollo del caparazón tuvo un doble impacto negativo en estos reptiles: les costaba más moverse rápido y también respirar.

 

Esta investigación se ha basado en el estudio de diferentes ejemplares de Eunotosaurus africanus, antepasado de las tortugas modernas que presentaba unas costillas muy anchas, precursoras de las que después terminarían fusionándose para formar el icónico caparazón que hoy conocemos.

 

Imagen: Andrey Atuchin

 

Puedes leer este artículo y otros como este en la sección Prisma del número 424 de Muy Interesante.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: animalesevoluciónnaturalezatortuga

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar