La soledad de una vida conectada

¿Las redes sociales están creando una sociedad más solitaria que la de antes? Vicente Fernández de Bobadilla profundiza en el asunto.

También te puede interesar: Los miembros de la generación X se relacionan tanto "cara a cara" como en las redes sociales

Un reciente estudio sobre La soledad en España, desarrollado por la empresa Análisis Sociológicos, Económicos y Políticos (ASEP), concluyó que uno de cada cinco españoles vive solo, y, sin embargo, no son el grupo que más siente la soledad: “Un 27,5 % de los españoles que viven solos afirma no sentir ninguna soledad en absoluto, mientras que un 52,6 % de los que viven acompañados dice haber sentido la soledad en algún momento”. Preguntados por los sentimientos que atribuyen al concepto de soledad, un 28 % la identificó con la falta de comunicación, el aislamiento y la carencia de compañía”.

Internet parecería en principio un refugio instantáneo contra la sensación de soledad, pero ¿es realmente así? En su estudio Efectos longitudinales de usos de internet en el afecto depresivo, los investigadores Katherine Bessière, Sara Kiesler, Robert Kraut y Bonka Boneva, de la Universidad Carnegie Mellon, diferenciaron entre lo que llamaron la hipótesis del aumento y la hipótesis del desplazamiento. La primera se refiere a que el uso de las redes por parte de personas que están bien integradas socialmente y mantienen lazos afectivos sólidos con sus seres queridos servirá para mantener o aumentar esos lazos, e incluso para reducir posibles episodios de depresión.

Por contra, la segunda apunta a que el uso social de internet, sobre todo cuando se comunica con extraños, puede desplazar los recursos sociales de la gente en el mundo real y acentuar su estado depresivo. Este grupo de investigadores llevó a cabo una encuesta masiva entre usuarios digitales de todas las características para confirmar los efectos de ambas hipótesis.

Sus resultados demostraron que las características personales son lo que afecta a la relación entre la Red y la sensación depresiva. Su uso como complemento a la vida social en el mundo real no sería perjudicial, todo lo contrario; el problema surge cuando se busca en las redes el sustituto a la verdadera compañía.

Imagen: Uno de los vídeos preferidos de los fans de Enjuto Mojamuto, El peor día de mi vida, refleja la ansiedad que sufre el personaje tras perder su conexión con la Red.

Más información en el reportaje Supercolgados del móvil, escrito por Vicente Fernández de Bobadilla. Puedes leerlo en el número 417 de Muy Interesante.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

 Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: depresióninternetredes socialessoledad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar