La receta de Franklin D. Roosevelt contra la crisis

La especulación había sido la gran culpable del crac de 1929. Una vez planteado el New Deal (nuevo pacto) para intentar resucitar la economía estadounidense, el presidente Franklin D. Roosevelt quiso sentar las bases para que no se volvieran a repetir los mismos errores.

 

Su primera actuación fue la aprobación de la ley Glass Steagall, que se popularizaría con el nombre de banking act: se separaba a la banca tradicional de depósitos de la banca de inversión, para asegurar que las cantidades aportadas por los ahorradores a las entidades financieras no fueran utilizadas por éstas para especular en los mercados de capitales. También se vetaba el acceso de los banqueros a los consejos de administración de las empresas para evitar conflictos de intereses. Además, se prohibieron los pools de empresas, el abuso de información privilegiada y la manipulación del mercado.

 

Más información sobre el tema en el artículo Y el mundo hizo crac (el mayor desplome bursátil), escrito por Pilar Blázquez. Aparece en el último monográfico de Muy Historia, dedicado a las crisis de todos los tiempos.

 

Etiquetas: economíahistoria

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar