La masacre veraniega de los roedores en las carreteras

Cuando viajamos por carretera, a menudo observamos gatos, perros, zorros, erizos y otros animales muertos por atropello.

¿Pero qué pasa con todos los pequeños roedores que no alcanzamos a ver bajo las ruedas de nuestros vehículos?

 

Mamíferos como los ratones de campo usan los márgenes de la vía como refugio, aunque el asfalto se convierte en una trampa mortal para miles de ellos. Hasta ahora no había estimaciones precisas del número de roedores atropellados, pero un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) se ha dedicado a resolver el misterio. Tras analizar un tramo de unos cuatro kilómetros de autopista durante un año, los investigadores han publicado en la revista Ecological Research que la tasa de mortalidad anual de los ratones de campo ronda los 200 ejemplares por kilómetro.   

 

Los atropellos aumentan en verano. Según Juan Malo, del Departamento de Ecología de la UAM, “en esa estación los animales se mueven más, y aprovechan los meses cálidos y secos para adentrarse en lugares ajenos a su hábitat”. Esta sangría no pone en peligro las poblaciones de ratones, pero afecta a sus depredadores, que al cazarlos o alimentarse de sus cadáveres se acercan a las carreteras y sufren también riesgo de ser arrollados.

 

Información aparecida en la sección de Prisma, con toda la actualidad científica, en el número 411 de MUY INTERESANTE.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

 

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: animalesnaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar