¿Se puede rebobinar la evolución?

dinosaurios-mas-grandes-pUna noche, Matthew Harris estaba diseccionando un embrión de pollo en su laboratorio en la Universidad de Wisconsin cuando detectó unas protuberancias cónicas a lo largo de los bordes superior e inferior del pico del animal. Eran esbozos de dientes de caimán.
Las aves modernas no tienen dientes. Ni los humanos cola. No obstante, en muy raras ocasiones, hay aves que nacen con dientes y bebés humanos que llegan al mundo con auténticas colas. Estos ecos del pasado, llamados atavismos, se deben a mutaciones genéticas. El pollo que diseccionó Harris tenía una en el gen talpid2, que provoca la aparición de múltiples dedos y dientes. Tiempo después, este científico aseguraba en la revista Current Biology que se podía provocar el mismo fenómeno estimulando la producción de la proteína beta-catenina en embriones de pollo sanos.
La explicación está en que todos los seres vivos procedemos de un antepasado común y las instrucciones para fabricar unas alas o una cola están en nuestro genoma, aunque no las usemos. Sólo hacen falta las señales químicas adecuadas para que un rasgo que en una especie desapareció hace millones de años vuelva a manifestarse.
Es precisamente lo que estudia el paleontólogo Jack Horner, de la Universidad de Montana. Cuando, en 2009, anunció que quería revivir un dinosaurio, muchos lo tacharon de loco. Pero él tiene sus motivos, tal y como explica a MUY INTERESANTE. "Durante muchos años, he coleccionado fósiles y he aprendido sobre los dinosaurios, pero ha llegado el momento de enfrentarnos al reto de crear uno".

 


Más información sobre el tema en el artículo ¡Vuelven!, escrito por por Zuberoa Marcos, en el número 378 de Muy Interesante.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: dinosauriosevolución

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar