¿Para qué sirve el epigenoma humano?

celulas-sinteticas"Todo cambia sin cesar", decía el filósofo Heráclito de Éfeso en el siglo V antes de Cristo. Más de dos milenios después, podemos asegurar que hasta los genes se transforman. En 2009, investigadores del Instituto Salk de California publicaron el primer mapa detallado del epigenoma humano de dos células, es decir, el conjunto de posibles modificaciones de sus ADN causadas por la dieta, el alcohol, el tabaco, el estilo de vida, las hormonas, el estrés, el ejercicio, la contaminación ambiental y otros factores del entorno.

El Consorcio Internacional del Epigenoma Humano (IHEC) se ha propuesto ampliar la lista hasta trazar el mapa de mil células diferentes del organismo humano para 2020. Gracias a esos datos, se podría crear un libro de instrucciones con las pautas para vivir y alimentarnos sin contraer cáncer ni enfermedades cardiacas, neuropsiquiátricas y autoinmunes. Y además, nos ayudaría a envejecer más despacio. No en vano, los científicos aseguran que si el genoma consta de las letras (y palabras) con las que se escribe el libro de la vida, el epigenoma son los espacios, las comas y los puntos que determinan su verdadero significado.

Otros 9 grandes retos para la ciencia en el dossier del nº 372 de MUY INTERESANTE, firmado por Elena Sanz y Ángela Posada-Swafford.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

 

Etiquetas: cienciacélulasepigenomagenética

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar