Hoover: un Maquiavelo del siglo XX

El día que murió John Edgar Hoover –2 de mayo de 1972– no paró de llover. Fue una jornada tan oscura como lo fueron sus 77 años de vida, transcurrida enteramente en Washington, donde había nacido el 1 de enero de 1895. Su padre era cartógrafo del Gobierno y su madre, una devota ama de casa con la que vivió hasta la muerte de ella, cuando Hoover ya tenía 43 años. Él decía que seguía soltero por temor a que una mujer inadecuada arruinara su carrera, pero muchos pensaban en su homosexualidad encubierta. El caso es que su profesión lo era todo para él. “A veces he pensado que tenía miedo de involucrarse personalmente con la gente”, diría su sobrina Margaret Fennell. Quizá por eso Hoover fue tremendamente cariñoso con los animales, pero despiadado con las personas.
Licenciado en Derecho, carrera que se costeó trabajando como archivador en la Biblioteca del Congreso, Hoover fue un gran currante con una mente privilegiada. “Trabajaba los domingos y por las noches. Le ascendí varias veces, simplemente por sus méritos”, dijo uno de sus primeros jefes en el Departamento de Justicia. Pero más allá de lo anecdótico, nadie conoció al auténtico Hoover. Para sus partidarios era un visionario y para sus detractores, “una maldita cloaca”. La verdad es que fue un Maquiavelo astuto, ingenioso y metódico. Sabía manipular a su antojo la opinión pública y practicó la guerra secreta cuando la situación o su persona lo requerían. Se decía que guardaba miles de expedientes secretos para su disfrute personal, pero ninguno fue encontrado, por más que Nixon ordenara registrar a fondo su casa y su despacho el mismo día de su muerte.

Más información sobre el tema en el artículo En la trastienda del FBI, en el número 386 de Muy Interesante, escrito por Janire Rámila.
Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: historia

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar