Grafitis en los servicios públicos: un libro abierto

Los grafiti, las pintadas en las paredes de los retretes realizadas por hombres son más libidinosas, violentas y centradas en los excrementos que las llevadas a cabo por mujeres, cuyo contenido resulta preferentemente romántico. Es una de las conclusiones del psicoanalista Alfred C. Kinsey (1894-1956), uno de los primeros en estudiar ese campo. Kinsey analizó los mensajes y dibujos de más de 300 servicios públicos en los años cincuenta del pasado siglo y propuso que aquellos garabatos eran una forma de expresión fálica en los hombres, aunque plasmaban también su envidia por la capacidad procreadora del sexo femenino.


Algunos sociólogos que teorizan actualmente sobre la identidad creen que las diferencias reflejan la prominencia de género, dado que exageran al máximo los rasgos de masculinidad y feminidad. Otros investigadores afirman que este tipo de manifestaciones está en decadencia, sobre todo por el auge de internet, un medio de comunicación que permite desahogarse desde el total anonimato.  


Más información sobre la relación que mantenemos con nuestros desechos corporales en el artículo Psicología del cuarto de baño, en el número 383 de Muy Interesante, escrito por Fernando Cohnen.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: cienciapsicología

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar