Galvanismo o calambrazos que reaniman

 

rana-mas-peqMientras disecaba una pata de rana, el profesor de Anatomía de la Universidad de Bolonia Luigi Galvani (1737- 1798) tocó con su bisturí el gancho de bronce del que colgaba el batracio. Cuando, por la pequeña descarga eléctrica originada, la pata se contrajo, creyó haber dado con un importante descubrimiento. Tras repetidos experimentos en los que aplicaba descargas a animales muertos, el científico describió su formulación de la electricidad animal o galvanismo. Según afirmaba, el cerebro produce una corriente que es transferida por los nervios hacia los músculos. La identificó con la fuerza vital que anima la vida, y llegó a la conclusión de que bastaba con aplicar electricidad en la zona adecuada para que un cuerpo inerte dejara de serlo. Con estos postulados, Galvani y sus seguidores recorrieron media Europa electrocutando ranas, vacas, perros o caballos difuntos, ante un público que no siempre terminaba de ver aquellas demostraciones de pie.

 

Más tratamientos estrambóticos en el artículo Las terapias másn rocambolescas, en el número 376 de Muy Interesante, escrito por Janire Rámila.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar