Frank Close: 'El vacío está lleno de cosas'

Especialista en entes tan escurridizos como los neutrinos y el vacío, el físico y divulgador Frank Close ha charlado con MUY sobre los límites de la ciencia.

Físico de partículas y profesor de la Universidad de Oxford, Frank Close es autor de obras de divulgación imprescindibles como Neutrino (RBA) o Fin. La catástrofe cósmica y el destino del universo (Crítica). Nacido en 1945, su obsesión con el vacío le ha llevado a escribir dos libros sobre el tema: The Void y Nothing: A Very Short Introduction, no traducidos al español. Además, el año pasado publicó en el Reino Unido y Estados Unidos una biografía de Bruno Pontecorvo, científico nuclear italiano cuyos logros quedaron ensombrecidos por las sospechas de espionaje.

–¿La idea del vacío ha variado a lo largo del tiempo?

–Históricamente se creyó que era lo que quedaría si se quitaban todos los átomos de una caja. Ciertamente es posible hacer ese experimento, pero hoy sabemos que en su interior seguirían registrándose fuerzas gravitacionales. Aunque no tengamos ni idea de lo que pueda ser el campo gravitatorio, detectamos sus efectos. Y, gracias a la física cuántica, también sabemos que en el vacío se producen fluctuaciones.

Cuanto más nos esforzamos en obtener la nada, más "algos" aparecen. De hecho, el descubrimiento del bosón de Higgs es otra prueba de que el espacio vacío está permeado por el campo del mismo nombre. Ignoramos en qué consiste, pero sabemos que se necesita una cierta cantidad de energía para excitarlo, en concreto, 125 gigaelectronvoltios (GeV).

 

–Por lo tanto, el vacío se configura como una de las nociones más importantes de la física actual, ¿cierto?

–Sí. De la misma manera que el agua puede adoptar varios estados –sólido, líquido y gaseoso–, la sustancia que compone el vacío también se reordena de distintas maneras en función de la temperatura y la energía. Esa es la idea que hay detrás del campo de Higgs. Por ejemplo, en condiciones muy calientes, como las que reinaban durante las primeras fracciones de segundo después del big bang, el cosmos presentaba una naturaleza simétrica.

 

–En ciencia se recurre constantemente a la noción de espacio, pero también resulta difícil de interpretar.

–Si suprimimos las estrellas y la materia, ¿sobreviviría el concepto de un espacio tridimensional? ¿Existe con independencia de los objetos que contiene, o más bien lo definen dichos objetos? Creo que es una cuestión filosófica, pues no hay forma de eliminar todas las cosas para corroborarlo.

El concepto de espacio es muy útil, incluso en algo tan básico como las leyes del movimiento de Newton. Porque si pretendes describir lo que ocurre en el universo mediante ecuaciones, debes echar mano a las nociones de posición y tiempo. ¿Esto las hace reales o no son más que conveniencias matemáticas? No lo sé. Y de hecho, tampoco me importa. Cuando fallan los cálculos, algo va mal en las construcciones teóricas: esa es la manera como avanza la ciencia, usando las matemáticas y buscando en qué aspectos no funcionan. 

–¿Podremos llegar a saber lo que ocurrió antes del big bang?

–Soy muy conservador en lo que se refiere a la naturaleza de la ciencia. Creo que esta se define como aquello que puede comprobarse empíricamente. Así se han logrado reproducir las condiciones del universo hasta las primeras fracciones de segundo después del gran estallido. Y, en teoría, podríamos retroceder aún más con aceleradores de partículas más potentes de los que se han construido hasta ahora.

Sin embargo, el big bang se define precisamente como la singularidad de la que surgió el espacio y el tiempo. ¿Cómo se puede hacer entonces un experimento y averiguar qué pasó antes? Nos encontramos ante una paradoja lógica. Saber qué hacer al respecto es un reto, y no tengo opinión sobre las ideas que se barajan actualmente. 

 

Puedes leer la entrevista completa, realizada por Roger Corcho, en el número 424 de Muy Interesante.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Etiquetas: Big Bangastronomíaentrevistafísicafísica cuántica

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar