Falsos mitos sobre los zurdos

Aún hay quien cree que las personas zurdas son más introvertidas o que incluso sufren más enfermedades. Pero ¿tienen estos supuestos alguna base científica?

El 90 % de las personas prefiere usar la mano derecha, una proporción que ha permanecido relativamente estable a lo largo de la historia. Por ello, la zurdera ha sido objeto de innumerables mitos. Por ejemplo, se dice que los zurdos tienden a concentrarse en el propio mundo interior, pero no hay estudios que correlacionen personalidad y lateralidad. De hecho, un equipo de investigadores de la Universidad de Wellington, en Nueva Zelanda, descubrió que no manifiestan diferencias significativas en extraversión, apertura a nuevas experiencias, responsabilidad, amabilidad e inestabilidad emocional.

Otro mito es que las personas zurdas son más propensas a sufrir afecciones del sistema inmunológico, especialmente a las enfermedades tiroideas e inflamatorias del intestino. En 1994, Philip Bryden, un experto en historia de la psicología, desmintió esta teoría tras analizar un total de 89 estudios, en los que habían participado más de 21.000 pacientes.

La zurdera no es una enfermedad ni un trastorno y, por tanto, no debe corregirse. Con todo, la educación, la presión social y otros factores externos pueden propiciar que usemos más una mano que la otra, aunque hayamos nacido zurdos. Por ejemplo, en la Antigüedad, Hipócrates ya recomendaba esto a los cirujanos: “Practica toda clase de operaciones, y realízalas con cada mano y también con ambas a la vez (pues las dos son parecidas), ya que el objetivo es conseguir habilidad, velocidad y elegancia sin causar dolor”.

 

Puedes leer íntegramente el artículo Con la otra mano, escrito por Sergio Parra, en el número 425 de Muy Interesante.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Imagen: Kara98 vía Wikimedia / CC

Etiquetas: cuerpo humanopsicología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar