¿Es verdad que 'año de nieves, año de bienes'?

La nieve es, junto con el arcoíris, el meteoro que más simpatías despierta entre la gente. Ya desde pequeños nos gusta verla caer, pisarla, jugar con ella... Tradicionalmente, se la considera un elemento benefactor. El refrán nos recuerda las muchas ventajas que tiene para el campo. El manto níveo actúa de aislante térmico. De ahí que la cubierta de nieve proteja los brotes de los cultivos de las indeseadas heladas y aporte al terreno agua en las dosis justas, lo que garantiza las buenas cosechas a partir de primavera.

 

Distinto escenario pinta la ausencia de nieve en invierno, como pone de manifiesto este otro dicho: El mal año entra nadando. Enero es un mes normalmente frío y seco, por lo que cuando llueve más de la cuenta –y en consecuencia no hace el frío necesario–, nos encontramos en un año atípico en lo meteorológico que no augura nada bueno, pues se trastocan todas las labores agrícolas.

 

Descubre la verdad científica de otros refranes del tiempo en el reportaje Ande yo caliente…, en el número 390 de MUY INTERESANTE, escrito por el meteorólogo José Miguel Viñas.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.
Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: naturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar