En busca de la Torre de Babel

Benjamín de Tudela, un judío español que viajó a Oriente Próximo en la segunda mitad del siglo XII, creyó haber localizado en Samarra (Mesopotamia) la legendaria Torre de Babel que describe la Biblia. En realidad, lo que descubrió el viajero de Tudela fue el minarete de la gran Mezquita de al-Mutawakkil, una torre de varias plantas rodeada de una rampa en espiral.

A finales del siglo XIX, el arquitecto y arqueólogo alemán Robert Koldewey sacó a la luz los restos de la ciudad de Babilonia y del promontorio del zigurat que el Antiguo Testamento denomina Torre de Babel. Los redactores de la Biblia la recordaron como el símbolo de la locura y la arrogancia humana. Con sus siete plantas y 90 metros de altura, los babilonios creían que el zigurat era un nexo de unión entre la Tierra y el dios Marduk.


Más información sobre el tema en el artículo "Cuando las piedras hablan", escrito por Fernando Cohnen. Aparece en el último monográfico de MUY HISTORIA, dedicado a la verdad histórica de la Biblia.

 

Etiquetas: historia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar