'El universo inicial no era mayor que un protón'

El astrofísico John M. Kovac nos comenta los últimos estudios sobre la radiación cósmica de fondo –el eco del big bang–, en una entrevista de Luis M. Ariza.

Las ecuaciones con las que Albert Einstein intentó explicar el espacio-tiempo han rebasado el siglo de vida, pero continúan marcando el trabajo de los astrofísicos de hoy. Uno de ellos es John M. Kovac, profesor de Astronomía y Física en Harvard. Este estadounidense de 45 años pasó por Madrid para participar en “La ciencia del cosmos. La ciencia en el cosmos”, un ciclo de conferencias organizado por la Fundación BBVA, y MUY aprovechó la ocasión para hablar con él.

Kovac centra sus observaciones en la radiación cósmica de fondo de microondas, que se emitió unos 300.000 años después del big bang y que podría contener las pistas definitivas acerca de la naturaleza del universo primitivo. Kovac define esta radiación electromagnética como “una luz fósil, la más temprana del universo”.

Kovac es el responsable de uno de los proyectos que las buscan. En las dos últimas décadas, ha participado en el desarrollo y los trabajos de telescopios que las rastrean desde el Polo Sur. Por ejemplo, el BICEP2. En marzo de 2014, su equipo anunció que había detectado señales de ondas gravitacionales. Pocos meses después, los datos obtenidos por el telescopio espacial europeo Planck halló indicios de que esas señales se debían a la radiación emitida por el polvo de nuestra galaxia. Fue un golpe duro, pero Kovac no se ha desanimado. Está convencido de que su equipo acabará teniendo éxito.

–¿Podría esbozar un retrato de un universo aún más joven que cuando surgió la radiación de fondo? Por ejemplo, de 200.000 o 150.000 años. ¿Tendría el mismo aspecto?

–Yo creo que sí. Pero antes de esa radiación, el cosmos era opaco. La luz no puede retroceder más atrás. Así que no podemos ver de forma directa cómo era el universo. En la radiación de fondo captamos ondas de sonido que han estado viajando en ese plasma cósmico. Esas ondas nos dan una frecuencia característica; son como una nota reforzada dentro del espectro de sonido que estamos detectando.

–¿Qué cosas pueden producir ondas gravitacionales en el universo?

–Sabemos que pueden generarse por estrellas muy densas que orbitan una alrededor de la otra, o por los púlsares –estrellas de neutrones–. Pero aún no las hemos observado directamente. Creemos que las detectaremos mediante experimentos como el LIGO –siglas inglesas de Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales–. Surgen a partir de estrellas masivas que se colapsan, o de agujeros negros que rotan muy rápidamente. Lo que esperamos es que estos fenómenos tuerzan el espacio y que originen esta propagación de las ondas gravitatorias.

Imagen: Kike Para / Fundación BBVA

Puedes leer la entrevista íntegra en el número 417 de Muy Interesante.   

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones. 

 

Etiquetas: Big Bangradiación cósmicatelescopio

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar