El poder de la vitamina E

Gracias a ella, el sistema inmunitario combate virus y bacterias. Ignorada durante años, es ahora el micronutriente de moda para la medicina.

Eclipsada por la incombustible fama de la vitamina A de la zanahoria o el hígado, de la vitamina D que sintetizamos a partir del colesterol cuando nos exponemos al sol o de la C que contienen los cítricos, las fresas o los tomates, la vitamina E ha dado poco que hablar y se ha convertido en una gran desconocida.

Sin embargo, últimamente los científicos no paran de encontrarle propiedades saludables a este micronutriente con efecto antioxidante que consumimos, sobre todo, en los aceites vegetales –girasol, oliva, soja–, así como en vegetales de hoja verde, como el brócoli.

Por ejemplo, si te ejercitas en el gimnasio con pesas o te has propuesto convertirte en un corredor, deberías tener en cuenta otra de sus virtudes, demostrada por Paul L. McNeil y sus colegas de la Escuela Médica de Georgia, en EE. UU: ayuda a formar músculos fuertes.

Esta vitamina liposoluble actúa como una policía transfronteriza en la membrana celular, donde controla qué sustancias la atraviesan y a cuáles les pone la señal de STOP. McNeil explica que para conseguir que el volumen del músculo aumente se requiere que se produzcan continuas microrrupturas y reparaciones en las fibras, y en este proceso la vitamina E resulta imprescindible.

Puedes leer íntegramente el artículo "Vitamina E para que no te oxides", escrito por elena Sanz, en el número 7 de Muy Saludable, ya en tu kiosco.

Si quieres conseguir cualquier ejemplar de Muy Interesante, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: saludvitaminas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar