¿Distinguen los bebés el bien del mal?

Para comprobar si los bebés tienen conceptos morales, la profesora Kiley Hamlin, de la Universidad de la Columbia Británica, en Vancouver (Canadá), ha creado un escenario muy básico: una empinada cuesta de color verde donde interactúan tres formas geométricas, equipadas con ojos que les dan una apariencia más humana. El protagonista es un círculo que intenta llegar a lo alto de la pendiente; la primera escena lo muestra en solitario, resbalando por el camino, incapaz de conseguirlo por sí solo. A continuación, un cuadrado de color azul se convierte en su aliado y lo empuja desde atrás, ayudándole así a conseguir su objetivo. Acaba la escena y se baja un telón negro que marca la transición a la tercera parte del show: de nuevo aparece la circunferencia en solitario y, cuando está a punto de alcanzar la cumbre, entra en escena un malvado triángulo amarillo que la devuelve sin compasión hasta la planicie donde comenzó su esforzada andadura.

 

Al terminar cada una de las historias, repetidas varias veces para tener la seguridad de que el pequeño se habitúa al argumento y lo entiende, llega el momento del veredicto. En una mesa ante cada espectador –cuya edad oscila entre los seis y los diez meses– se colocan los dos personajes decisivos: el colaborativo cuadrado y el fastidioso triángulo. El resultado se medirá en función de cuál prefiera coger y tocar en primer lugar. Pues bien, el dictamen de este jurado formado por aprendices de Salomón no admite lugar a dudas: “La inmensa mayoría se decanta por el personaje más positivo”, explica la profesora Hamlin. Por ejemplo, en una de las tandas de pruebas, el 87,5 % de los niños de diez meses preferían agarrar la marioneta redonda. Más impresionante todavía resulta este dato: el 100% de los más pequeños del examen, los que tenían seis meses, ignoraron sin excepción a la pérfida figura amarilla.

 

Más información sobre el tema en el artículo ¿Nacemos buenos o malos?, en el número 391 de MUY INTERESANTE, escrito por José Ángel Martos.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.
Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: embarazo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar