¿Cuándo llegó el hombre moderno a Europa?

Gracias al acelerador de Radiocarbono de la Universidad de Oxford, se están corrigiendo poco a poco los errores de cronología. Antes se consideraba que los restos del Homo sapiens más antiguo procedían de la cueva Pe?tera cu Oase, en el suroeste de Rumanía, a los que se adjudicaron 40.000 años de edad. Pero Highman y sus colaboradores están encontrando muestras aún más viejas. A finales de 2011, anunciaron que habían datado el primer fósil de sapiens en Gran Bretaña.

Se trata de un fragmento de mandíbula procedente de Kents Cavern, en la costa de Devon, y según el acelerador de radiocarbono tiene entre 41.000 y 44.000 años. A finales de los ochenta había sido fechada en unos 35.000.


Por su parte, Stefano Benazzi, de la Universidad de Viena, hizo pública en 2011 la datación de unos dientes infantiles procedentes de la Grotta del Cavallo de Apulia, en el sur de Italia. Los valores establecen una horquilla de entre 43.000 y 45.000 años de antigüedad, lo que convierte a este yacimiento en el más vetusto de Europa con presencia de humanos modernos. En opinión del paleoantropólogo Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres, todos estos resultados indican que nuestros ancestros comenzaron a llegar al Viejo Continente mucho antes de lo que se había supuesto.


Se abre, pues, un nuevo escenario de posibilidades. El experto británico Tom Highman visualiza el Paleolítico europeo como un enorme tablero de ajedrez, con neandertales establecidos en determinados asentamientos haciendo frente a los intrusos sapiens. Tal vez ambos pueblos tuvieran que compartir el territorio durante miles de años en ciertos lugares, sin descartar intercambios culturales o incluso sexuales. De hecho, las indagaciones del paleogenetista sueco Svante Pääbo, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Alemania, demuestra que, efectivamente, hubo mestizaje.



Todo sobre la expansión del hombre moderno por el planeta en el documento escrito por el paleontólogo Mario García Bartual en el número 384 de MUY INTERESANTE.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: historia

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar