Cuando el cierzo (o el mistral) sopla…

Aparte de ser el viento del noroeste (NO) que sopla con persistencia en el valle del Ebro, cierzo es un nombre usado en el resto de regiones españolas, donde se identifica, en general, con el viento frío de componente norte. El valle del Ebro, encajonado entre los Pirineos y el Sistema Ibérico, actúa como un canal natural que fuerza a ese molesto aire a soplar del NO con un notable efecto de embudo, lo que da lugar a fuertes rachas. Los habitantes de Zaragoza conocen cómo se las gasta; no en vano Eugenio d’Ors se refirió a la capital aragonesa como la novia del viento.

La palabra cierzo y sus múltiples variantes –cencio, cercera, cercear, ciercera, cierzada, cercina, zarzagán, zaracear, zaracio, siero…– viene de cercio, que deriva a su vez de la voz latina cercius, el dios-viento de la mitología romana –skiron para los griegos–. En otras zonas de España, el viento del NO es conocido como regañón, gallego, mestral o mistral.

Aprende más sobre los vientos de nuestro país en el reportaje Aires de España, en el número 389 de Muy Interesante, escrito por José Miguel Viñas.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.
Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: España

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar