¿Cuál es el diamante más famoso del mundo?

Es el Hope y se exhibe Museo Smithsonian de Historia Natural de Washington. Su historia arranca hace siglos en la meseta india del Decán, cuna de la mayoría de los diamantes más antiguos. Lo descubrieron unos agricultores en el lecho de un río, y quedó en posesión de los reyes de Golconda, coleccionistas de pedruscos. Se cuenta que fue robado del ojo de la estatua de un dios hindú por un ladrón a sueldo de Jean-Baptiste Tavernier, un aventurero y comerciante francés que entre 1631 y 1668 visitó Asia en seis ocasiones.

Luis XIV compró la gema, que aparecería en el inventario real como Diamante Azul de la Corona de Francia, y la mandó cortar para rebajarla a 67 quilates (13,425 g). A partir de ahí, las presuntas desgracias sucedidas a muchos de los que entraban en relación con el Hope levantaron una falsa leyenda maldita a su alrededor. Luis XVI y María Antonieta fueron sus propietarios más conocidos. En 1824 lo compró el banquero holandés Henry Philip Hope, que le daría nombre. A principios del siglo XX acabó en poder de los hermanos Cartier, que exageraron las historias alrededor del Hope para encarecerlo y vendérselo a continuación a Evalyn Walsh McLean, una millonaria estadounidense de vida desgraciada, lo que acrecentó el mito. El joyero Harry Wilson lo adquirió y lo donó en 1958 al Smithsonian, como signo de agradecimiento al pueblo norteamericano por parte del hijo de un inmigrante ucraniano.

Otros curiosidades sobre diamantes en el artículo ¡Qué vida más dura!, escrito por Miguel Ángel Sabadell, en el número 389 de Muy Interesante.

 


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.