Calamidades de la Pequeña Edad de Hielo

deshielo-rticoLos luteranos creyeron que con el intenso frío y las copiosas nevadas que afectaron a la ciudad alemana de Leipzig en 1562 Dios manifestaba su ira ante el pecado de los hombres. Aquella repentina bajada de temperatura fue el comienzo de la Pequeña Edad de Hielo, largo periodo de inestabilidad climática con cinco picos de máxima dureza: 1590, 1650, 1680, 1770 y 1816.

A lo largo del siglo XVI, los cronistas dejaron constancia de lluvias torrenciales que duraban semanas y semanas. Los campos recién arados se convirtieron en grandes lagunas y el heno que sobrevivió al enfriamiento cayó al suelo por el peso del agua. Como consecuencia de ello, el precio del trigo se disparó y empezó a escasear el pan, lo que desató motines en muchos lugares del Viejo Continente.

En la aldea germana de Wiesensteig, más de cincuenta mujeres fueron condenadas a la hoguera. En Inglaterra y Francia, las ejecuciones alcanzaron su punto culminante en 1587 y 1588. "Los veinticinco años comprendidos entre 1585 y 1610 fueron terriblemente fríos y devastadores. En ese periodo se produjeron las mayores persecuciones contra brujas", señala el estudioso británico Brian Fagan. Los pintores flamencos de la época, como Pieter Brueghel el Viejo o Hendrick Avercamp, nos han legado cuadros costumbristas que muestran el gélido ambiente de las urbes holandesas.

 


Más información sobre el tema en el artículo "La pequeña Edad de Hielo"", escrito por por Fernando Cohnen, en el número 378 de Muy Interesante.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: historia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar