Café, la infusión antidepresiva

Cuando en 1996 Michel Lucas y sus colegas de la Harvard School of Public Health decidieron estudiar los efectos del café en más de 50.000 mujeres con depresión, no imaginaban los resultados que obtendrían. Diez años más tarde, comprobaron que las participantes que en ese tiempo habían tomado dos o tres tazas al día experimentaron una reducción del 15 % en el riesgo de sufrir ese trastorno respecto a las que solo habían tomado una taza diaria. Y si el consumo se aumentaba a cuatro o más tazas, el descenso llegaba al 20 %.

 

Evitar el alzhéimer, o al menos retrasarlo, es otra virtud de esta infusión. La dosis óptima para luchar contra la demencia senil, según el Journal of Alzheimer’s Disease, es de tres a cinco tazas al día. Además, estudios neurológicos revelan que el descafeinado mejora la capacidad de memoria e impide el declive cognitivo propio del envejecimiento. Por lo tanto, los beneficios cerebrales de esta bebida no tienen que ver con la cafeína sino con otro componente aún sin identificar.

 

Otros efectos beneficiosos del café en el reportaje Diez tazas muy saludables, escrito por Elena Sanz. Puedes leerlo en el número 392 de Muy Interesante.

 

Etiquetas: cafédepresiónsalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar