Botticelli , un organizador de fiestas

boticelliEl pintor florentino Sandro Botticelli, autor de obras tan conocidas como El nacimiento de Venus o La Primavera, solía organizar cenas en su casa-taller para los artistas que formaban la Compagnia di San Luca, una cofradía de pintores florentinos fundada en 1349. Entre sus insignes invitados figuraban Verrocchio, Perugino, Domenico Ghirlandaio, los hermanos Pollaiuolo y Leonardo da Vinci, además del que entonces era el joven ayudante de Botticelli, Filipino Lippi. A través de la Compagnia cumplían, también, con sus obligaciones religiosas -cada 18 de octubre celebraban con mucha pompa el día de San Lucas, santo patrón de los pintores porque, según cuenta la tradición, retrató nada menos que a la Virgen María- y controlaban mejor a los artistas que formaban parte del gremio, con el fin de mantener el nivel de calidad del oficio y controlar las remuneraciones que se recibían.

Botticelli se esmeraba en que a sus invitados no les faltara de nada. Las cenas en su casa tenían fama, porque se podía charlar y beber hasta bien entrada la madrugada, de manera que el número de asistentes podía multiplicarse a la hora de la tertulia nocturna. Pero no todos tenían que ser pintores. Hubo una época en que uno de los más asiduos fue fray Girolamo Savonarola, azote de los cristianos tibios y la disoluta jerarquía eclesiástica, que acabó quemado en la florentina Piazza de la Signoria. La Compagnia evolucionó hasta convertirse en 1577 en la Academia di San Luca.


Sigue toda la historia de Boticelli en el número sobre el Renacentismo en el ejemplar 38 de Muy Historia, de noviembre de 2011.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es

 

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar