Así será la torre invisible

En algún momento entre 2014 y 2017, la torre Infinity podría empezar a entreverse sobre el paisaje urbano de Incheon, la tercera ciudad más grande de Corea del Sur. Pero lo que convertirá al coloso en un referente de la arquitectura no serán sus 110 pisos, ni su espectacular terraza de observación, situada a 392 metros de altura, ni siquiera su ubicación, sobre el gran canal que caracteriza a esta metrópolis asiática.

Y es que, según sus diseñadores de la firma GDS, este rascacielos de 450 metros contará con una tecnología óptica capaz de curvar la luz sobre su cubierta reflectante. El efecto, potenciado por un sistema especial de iluminación, hará que las formas de la construcción parezcan difuminarse en el entorno, como si estuviera cubierta por una especie de capa de semiinvisibilidad. La idea es que también sea lo más autosuficiente posible desde el punto de vista energético. Así, se nutrirá en buena parte de energía solar, contará con sus propios aerogeneradores y empleará fuentes geotérmicas para obtener calor. 
       

Información aparecida en la sección de Prisma, con toda la actualidad científica, en el número 385 de Muy Interesante.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar